nav-left cat-right
cat-right

Hotelería y turismo

Hotelería y turismo

Las Naciones Unidas tienen una división llamada Organización Mundial del Turismo (OMT, por sus siglas en español), la cual define al turismo con una actividad y a la hotelería como una rama de ella. Según la definición entregada por la OMT, el turismo comprende las actividades que hacen las personas (turistas) durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período consecutivo inferior a un año y mayor a un día, con fines de ocio, por negocios o por otros motivos. Es interesante tener en cuenta esta afirmación, pues cumplido el día 366 de una persona en un entorno fuera de su casa su definición en cuanto a estadía pasa a ser el de residente, a excepción de si se encuentra en problemas legales.

Los viajes de placer, como también se le conoce al turismo sin hacer uso de otros términos referidos a planes de tours, se desarrollaron entre los últimos años del siglo XIX y primeros del siglo XX. El avance de las telecomunicaciones junto con los medios de transporte logró colocar al negocio del turismo como una posibilidad rentable para muchas personas. Además, se hizo necesario el impulso de esta actividad debido a que se encontraban puntos remotos que no estaban incluidos en varios mapas. En esta época no existía la variedad de planes que ahora vivimos. Claro que las diferenciaciones sociales han marcado siempre en este sentido una pauta para el tratamiento de los turistas: sólo recordemos los niveles de ubicación de los pasajeros dentro del transatlántico Titanic.

Tanto ha sido el impulso del turismo que se convirtió en los últimos años en la mayor industria del mundo. Este dinamismo se ve en la ampliación de bienes dentro de las aerolíneas como de líneas navieras, y por supuesto en la adecuación del transporte terrestre. Opciones como los buses de dos pisos y hasta la implementación del servicio de azafatas en las redes viales por carretera han logrado despertar muchos más adeptos hacia este tipo de planes de viajes.

En cuanto a la hotelería, cabe resaltar que las cadenas especializadas en el tema logran una mayor atracción gracias a la interesante ampliación que han hecho de sus instalaciones. Esto es compartido en planes conjuntos con las administradoras locales de turismo así como organizaciones de parte del gobierno. En definitiva, la hotelería y el turismo son dos grandes aliados en la vida social actual de muchas comunidades.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer entrada anterior
Administración de hoteles para el desarrollo social

Una administración de hoteles concertada es algo que por supuesto ayuda a la promoción de un sitio de hospedaje y...

Cerrar